La conversación que debes tener
con tu médico sobre la vacunación
de tus pequeños:
Guía para despejar dudas en consulta Te has preguntado
por qué debes vacunar a tu hijo
La vacunación en la infancia es indispensable, ya que, si se administran de acuerdo al esquema recomendado, les proporciona a los niños inmunidad antes de estar expuestos a enfermedades potencialmente mortales. Sabemos que es normal que tengas dudas relacionadas con la vacunación, por eso es importante que conozcas algunas de las preguntas más comunes que existen en relación con ellas: ATRÁS

Slide

¿qué reacciones se presentan
después de la vacunación?

¿Son seguras las vacunas?

Las vacunas, al igual que cualquier otro medicamento, pueden causar algunos efectos secundarios. De acuerdo a los CDC, la mayoría son muy leves, como dolor en el lugar de la inyección, irritabilidad o fiebre baja. Suelen durar solo un par de días y se pueden tratar colocando una toallita húmeda y fresca sobre el área adolorida para aliviar las molestias. Las reacciones graves son muy raras. Sin embargo, si tu hijo tiene alguna reacción que te preocupe, contacta inmediatamente a tu médico.

Sí, Las vacunas son seguras. Las vacunas se someten a estricta investigación antes de someterse a aprobación de las autoridades sanitarias; que éstas revisan y autorizan y además, se monitorean todo el tiempo que están en comercialización sea por la OMS o por organismos públicos como los CDC en EUA o Cofepris en México.

La vacunación sobrecarga
el sistema inmunitario
de los niños      

Incluso si tu hijo recibe varias vacunas en un día, las vacunas contienen sólo una muy pequeña fracción de la cantidad de antígenos que se encuentran en su ambiente diario.

Las vacunas no sobrecargan el sistema inmunitario.
Diariamente, el sistema inmunitario de los niños sanos combate exitosamente miles de microbios. Los antígenos en las vacunas provienen de los microbios mismos; sin embargo, están debilitados o muertos, por lo cual no pueden hacer que los niños enfermen gravemente.

Por qué se necesitan varias
dosis de cada vacuna

También puede ser que tu hijo reciba más de una dosis para garantizar que esté protegido si no obtuvo la suficiente inmunidad con la 1.a dosis, o para protegerlo contra microbios que cambian a lo largo del tiempo, como los de la influenza (gripe). Cada dosis es importante pues protege contra enfermedades infecciosas que pueden ser especialmente graves para los bebés y los niños muy pequeños.

Cuando los niños reciben todas las dosis recomendadas de cada vacuna le proporcionan
la mejor protección posible.

Dependiendo de la vacuna, tu hijo necesitará más de una dosis:
• Para que su cuerpo desarrolle una inmunidad lo suficientemente fuerte como para prevenir enfermedades o,
• Para reforzar la inmunidad que va desapareciendo con el tiempo.

Slide

¿Puedo esperar a que mi hijo
empiece a ir a la escuela para
ponerlo al día con las vacunas?

¿Por qué la vacunación comienza
a una edad tan temprana?

Antes de entrar a la escuela, los niños pequeños pueden estar expuestos a enfermedades prevenibles con vacunas, sea por el contacto de sus padres u otros adultos, hermanos o hermanas, en un avión, en la guardería o incluso en el supermercado. Los niños menores de 5 años son particularmente vulnerables, ya que su sistema
inmunitario no ha desarrollado
las defensas necesarias para
luchar contra las infecciones.

El calendario recomendado protege a tu hijo y a los niños, al proveerles inmunidad desde temprana edad, justo antes de entrar en contacto con enfermedades que pueden requerir hospitalización o, incluso, ser mortales. Los niños son vacunados desde muy pequeños porque son susceptibles a enfermedades a una edad temprana.

Es mejor la inmunidad natural
que la que ofrecen las vacunas
Mi hijo está enfermo.
Puedo vacunarlo

Tu hijo puede recibir algún tipo de inmunidad o protección temporal
a través de ti durante las últimas semanas de tu embarazo, pero solamente contra las enfermedades a las que tú eres inmune. Amamantar también puede proteger temporalmente a tu hijo
contra infecciones leves, como resfriados. Es importante
que sepas que estos anticuerpos no duran mucho tiempo y dejan a tu hijo vulnerable a enfermedades.

Para esto es indispensable que hables con tu médico; normalmente a los niños se les puede vacunar, aunque estén levemente enfermos, como con un resfriado, dolor de oído, fiebre baja o diarrea tu médico indicará si tu hijo puede recibir las vacunas que corresponden a su edad.

Slide

Recuerda: La vacunación es una gran forma de poner fin a los graves efectos de ciertas enfermedades.

La inmunidad natural tiene lugar cuando tu hijo está expuesto a una enfermedad y se infecta. Aunque es cierto que la inmunidad natural por lo regular da como resultado una mejor inmunidad que la provista por las vacunas, los riesgos son mucho mayores. Una infección natural de varicela puede ocasionar neumonía, mientras que la vacuna podría causar solamente un brazo adolorido por un par de días.

Slide D.R. © 2020 Merck Sharp & Dohme Corp., una subsidiaria de Merck & Co., Inc.,
Kenilworth, N.J., E.U.A.
Todos los derechos reservados. Prohibida su reproducción parcial o total.
Merck Sharp & Dohme Comercializadora S. de R.L. de C.V. Av. San Jerónimo 369,
Piso 8, Col. La Otra Banda, C.P. 01090, Ciudad de México.
04-25 MX-HPV-00104
SSA: 213300201B0530